Saltar al contenido

Tipos de plata: mitos, leyendas y realidades

  • por
Tipos de plata

La plata es uno de los metales preciosos con mayor demanda en el mercado y también uno de los que más dudas despierta. Cientos de mitos pululan por la red.

Hay muchos tipos de plata, algunos más valiosos que otros. A continuación te presentamos un desglose con los más comunes, desde la «fina» hasta la de «baja calidad».

Clasificación de la plata

Podemos clasificar a la plata en dos grandes grupos:

  • Plata pura o fina.
  • Aleaciones (Plata mezclada con otros metales en diferentes proporciones).

Comenzamos derribando mitos: ¿Es buena la plata 100% pura en el mundo de la joyería? La respuesta es un no rotundo.

Es poco frecuente y esto tiene una razón muy sencilla: es un material muy blando y de baja resistencia. Por ello, los orfebres empezaron a mezclarla en su punto de fusión de 961.8ºC con otros metales.

Es así como surgen los distintos tipos de aleaciones y los grados de pureza.

Plata de primera ley

Plata pura o fina

En la cúspide de la tabla se encuentra la plata pura. Poco frecuente, pero no inexistente.

Es el grado más alto de pureza.

No está mezclada con ningún otro metal o material. Es la plata extraída de las minas, que luego es forjada en lingotes. Sin añadir nada más.

Al ser pura, las piezas creadas con este material no son tan resistentes. En la joyería no es común, pero se pueden encontrar algunas piezas del siglo pasado como relojes de bolsillo y monedas.

Su valor es alto, tanto por la pureza de la plata como por su historia. En esta categoría también se pueden encontrar utensilios de cocina como cubiertos y bandejas.

¿Ventajas de la plata pura? Es inoxidable y duradera. ¿Inconvenientes? No es resistente.

Aleaciones

Así se llama a toda la plata que es mezclada con otros metales en diferentes proporciones. Todas con un elevado grado de pureza del metal precioso.

Los distintos tipos de plata incluyen en su propio nombre el porcentaje de su pureza. No tiene pérdida.

Dentro de las aleaciones de plata podemos diferenciar entre plata de primera y de segunda ley.

Plata de primera Ley

También conocida como plata de ley. Su porcentaje de plata es muy elevado. Existen varios tipos:

  • Plata 999: Las piezas creadas con este metal poseen una pureza alta, de 99,9% de plata. No es muy frecuente en joyería.
  • Plata 958 o Britania: Esta plata tiene una pureza de 95,8% con 4.2% de cobre. No suele verse en joyería, pero sí es común para crear instrumentos musicales.
  • Plata de ley 950: Una de las más frecuentes en joyería, es una mezcla de 95% de plata y 5% de otro metal (normalmente se mezcla con cobre).
  • Plata Plateada: Este tipo de plata también tiene un alto porcentaje de pureza, contiene plata entre 93,5% y 96% y el resto son otros metales. Por su color y composición es una plata patentada.
  • Plata esterlina 925: El estándar utilizado por la industria joyera en la gran mayoría de países. Compuesta por 92,5% de plata y el 7,5% restante en metales como el cobre o el níquel. Esta aleación le brinda al material dureza, resistencia y color lustrado. Idóneo para collares, anillos, broches y demás prendas. La plata vermeil está compuesta por este tipo de plata y con un baño de oro que le brinda su color.

Plata de segunda ley

En este grupo se encuentra la plata que viene en un porcentaje inferior a 92,5%. Aunque no deja de ser plata, este tipo tiene menor grado de concentración del metal precioso

  • Plata de Segunda ley 900: Su proporción es de 90% de plata y el 10% restante en otros metales. Su categoría en valor, calidad y brillo es menor que la plata de primera ley. Al tener mayor presencia de otros metales, se ennegrece con más facilidad. Es frecuente para la elaboración de cadenas y monedas.
  • Plata de Segunda Ley 800: Con bajo contenido de plata (80%). Su tonalidad difiere de los otros tipos de plata porque está mezclada con un 20% de otros metales. El resultado es que su color es más amarillo.
Anillos de plata

Plata de baja calidad

Existen otros tipos de plata, pero con un bajo contenido de pureza del metal precioso, o incluso sin nada de este en su composición.

Algunas de estas son la plata niquelada, plata tibetana, plata de Balí y plateado.

De hecho, debes tener cuidado y estar atento a los detalles porque las aleaciones de baja calidad son usadas para forjar desde piezas de joyería hasta cubiertos.

Para evitar problemas, trata de seleccionar joyas que cuenten con el sello de calidad que verifique la autenticidad del material de fabricación.

Si no la posee, entonces verifica la clasificación. En España, la gran mayoría de joyas fabricadas en plata están grabadas con el número que las identifica y dan muestra del nivel de pureza.

  • Plata al 800= 80% de pureza
  • Plata al 900= 90% de pureza
  • Plata al 925= 92,5% de pureza
  • Plata al 999= 100% de pureza

Cuéntanos, ¿sabías que existían tantos tipos de plata?

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.