Saltar al contenido

La sorprendente historia de la piedra morganita

  • por

Distinguida por muchos como la esmeralda rosa.

La morganita es una roca preciosa de la familia de los berilos que se caracteriza por su llamativo color.

Su popularidad y precio han aumentado en los últimos años por su creciente uso en el mundo de la joyería y el ornato.

Este mineral tiene una composición química interesante que se asemeja a la esmeralda y la aguamarina.

¿Qué es la Morganita?

Es un silicato de aluminio y berilio, con sistema cristalino hexagonal, altas cantidades de cesio y un color que puede variar según la iluminación. Su llamativo color se debe a unas trazas de manganeso dentro de su composición química.

El tono más conocido de la morganita es el rosa. Aunque también se pueden encontrar gemas cristalinas carmín claro, naranja, durazno y otras de toques violetas.

Sin embargo, las piedras de mayor coste son aquellas con colores de alta saturación natural, así como las que rozan lo magnífico y exótico.

Origen de la Morganita

Al igual que la mayoría de las gemas preciosas, la morganita se originó hace cientos de miles de años, pero fue descubierta hace relativamente poco.

Algunos alegan que la primera roca fue encontrada en California y que era de color rosa pálido. Otros tantos aseguran que su origen viene de Madagascar, de donde han surgido ejemplares imponentes.

Lo cierto es que su nombre fue acuñado en 1910 por George Kunz, gemólogo jefe de Tiffany and Company en aquella época.

Al parecer, es una especie de tributo a JP Morgan, un importante coleccionista y activista de rocas, que donó piedras preciosas al Museo Americano de Historia Natural de Nueva York y al Museo de Historia Natural de París.

Yacimientos y propiedades

En la actualidad, los principales yacimientos se encuentran en Madagascar y Brasil. Se localiza en depósitos aluviales, cavidades y pegmatitas de granito. Es frecuente hallarla junto al cuarzo, albita y mica moscovita, entre otros minerales.

En relación a sus propiedades, su aspecto puede ser:

  1. Transparente.
  2. Con efecto óptico de asterismo.
  3. Y con brillo.

La morganita tiene un grado de dureza de entre 7,5 y 8 en la escala de Mohs, lo que facilita su manipulación y durabilidad.

¿Para qué se utiliza la Morganita?

Anillo Morganita

Su hermoso color, brillo y propiedades de dureza, hacen de la morganita una gema ideal para adornar accesorios en joyería. Es común verla en anillos, pendientes y collares. Por lo general, va acompañada de oro rosa, lo que aumenta el valor de la pieza.

Pero sus usos no terminan allí. También es usada como un objeto de colección y para la litoterapia (terapia con rocas que equilibra el organismo).

Incluso, la morganita ha ganado reputación por supuestas propiedades en los aspectos emocional, espiritual, medicinal y hasta esotérico. Su color rosa se relaciona con el amor y la amistad. Hay quienes aseguran que la morganita sirve para atraer el amor y mejorar las experiencias sexuales.

Algunas culturas y tradiciones simbolizan en esta roca la materialización del amor y como un puente para crear contacto con el reino superior. Además, también estimula los chacras.

Morganita en joyerías

Grandes casas de alta joyería tienen desde anillos hasta pulseras con morganita.

Una de ellas es Piaget, que diseñó una sortija de oro blanco, adornado con 34 diamantes, 8 esmeraldas y 82 rubís, junto a una morganita de talla oval en el centro. Esta pieza fue bautizada como Strawberry Margarita Limelight.

La firma tiffany & Co, también tiene joyas con morganita. Una de las piezas más buscadas de la reconocida joyería norteamericana, pertenece a su colección “Colores de Tiffany”. Se trata de un colgante con una morganita en talla pera de 47 quilates, turmalinas en talla baguette y diamantes brillantes.

Algunas casas de joyería española como Marfil joyeros tienen dentro de su catálogo, hermosos accesorios adornados con morganita. Entre ellos, unos pendientes valuados sobre los 850 euros.

Navas joyeros también ha encantado a sus clientes con un anillo llamado “La vie en rose”, que combina morganita y turmalina, o la sortija “Bel” de morganita con diamantes.

La naturaleza encanta con sus creaciones y una de ellas es la morganita, una piedra preciosa que una vez pulida y trabajada por los orfebres, resulta ser espléndida para adornar de tonos rosas las joyas más modernas de la temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.