Saltar al contenido

Cómo saber si una joya es de plata

  • por
Joyas plata

Las joyas de plata son de las más comercializadas en el mercado por su buen aspecto y durabilidad.

A diferencia de otros metales, la plata no se oxida, ni pierde sus propiedades con el tiempo.

Son piezas muy buscadas y a la hora de comprar es común tener la duda, ¿es plata verdadera?.

Aunque sea plata será una aleación

Vamos a desmontar mitos.

Lo primero que debes saber es que ninguna pieza de este metal es 100% plata, ¿sorprendido?. Las joyas de plata son una aleación con otros metales.

En el caso de la plata, lo que debes buscar es su mayor grado de pureza.

Aunque es un metal precioso, su consistencia es blanda. Para poder ser trabajado y convertido en hermosas piezas y accesorios, es necesario que se combine con metales menos cotizados, pero más duros, como el níquel y el cobre.

No es que quieran estafarte, es cuestión de practicidad.

Como ya explicamos, todo es cuestión de pureza y para este metal hay clasificaciones.

Si quieres una joya de plata verdadera su integridad debe ser superior al 92,5%. Estas joyas se conocen como plata fina o plata de ley y la encontrarás bajo una nomenclatura que clasifica el porcentaje de este metal en la joya:

  • 925: pureza del 92,5 (común en anillos y pulseras de plata).
  • 950/958: pureza del 95% (piezas antiguas).
  • 999: pureza del 99,9% (monedas y joyas).
Joyas de plata

Reconoce la plata auténtica

Hay métodos que te facilitarán reconocer si se trata de plata fina, de una imitación o de una pieza que tiene plata en muy bajo porcentaje.

Pero, ¿Cómo puedo reconocer una joya de plata?.

Al igual que ocurre con el oro, por ser metales preciosos, las joyas suelen estar grabadas con la denominación que las acredita como tal.

Uno de los métodos más sencillos es tomar una lupa y buscar el grabado 925, 950/958 o 999.

También encontrarás denominaciones como 800, 835 y 900, pero recuerda que, aunque continúa siendo plata, será una joya menos pura. ¿Dónde se encuentran esos grabados?

Por lo general, en el caso de brazaletes, gargantillas y cadenas, el grabado suele estar en la argollas de enganche. Para medallas de plata, la marca de pureza la hallarás en la parte posterior.

Si encuentras este grabado, vas por buen camino. Existe una alta posibilidad de que se trate de una joya de plata fina. Aunque existe la posibilidad de que sea una imitación muy bien hecha.

Pruebas caseras

Para comprobar si es plata, usa un imán sobre el objeto. Este metal precioso repele los polos magnéticos. En otras palabras, no será atraído por la fuerza del imán.

De no tener un imán, coloca la joya a testear sobre un cubo de hielo. Si se derrite, es plata (conductor térmico). Si se mantiene firme, probablemente sea un metal de valor inferior.

Puedes tener en cuenta otros elementos:

Color

Su color también te dará una idea de si es o no una pieza auténtica.

Los metales de bajo valor suelen ser brillantes. Pero las joyas de plata tienden a ser más blancas, de aspecto mate.

Peso

El peso de la joya también te puede ayudar a reconocer si es plata.

La fantasía es liviana y da la sensación al tacto de ser hueca. Mientras que la plata fina (mayor pureza) es más densa y pesada.

Limpieza

Las joyas de plata auténtica se pueden opacar, pero no se estropearán ni mancharán. Al frotar o pulir recuperarán su color y aspecto original.

Mientras que la fantasía no se puede limpiar y su aspecto cambiará al contacto con el agua.

Otros métodos

Si estos trucos no te funcionan para comprobar que es plata, puedes recurrir a métodos más avanzados, aplicando una gota de ácido nítrico sobre la joya.

Si es realmente una pieza de plata, no debería haber reacción de color. Permanecerá blanco, a diferencia de la fantasía.

En caso de usar esta técnica, te recordamos que el ácido nítrico puede ser corrosivo, por lo que debes tener cuidado al emplearlo.

Si vas a comprar una joya de este metal precioso, te recomendamos hacerlo en establecimientos serios y reconocidos, lugares en los que entreguen el sello de calidad y autenticidad en la fabricación de la joya, así no existirán dudas sobre la pureza de la misma.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.