Saltar al contenido

¿Cómo limpiar las joyas de oro?

  • por
Cómo limpiar las joyas de oro

El oro es uno de los metales preciosos más comercializados en la actualidad por su creciente valor en el mercado, además de ser adecuado para la elaboración de todo tipo de joyas.

No se oxida y por lo general conserva sus propiedades intactas con el paso de los años. Pero, con el paso del tiempo, el oro puede oscurecerse. Perder el brillo. ¿Cómo limpiar las joyas de oro?

Puedes hacerlo de varias formas. A continuación de contaremos cómo hacerlo en casa para que puedas disfrutar de tus joyas y dejarlas como recién salidas de la joyería.

Limpieza de joyas de oro

Tres trucos para limpiar tus joyas de oro

Te damos trucos caseros. Simples y sencillos. Solo necesitas un cepillo de dientes viejo.

Recuerda que estos consejos son para piezas fabricadas en oro de Ley, tanto oro amarillo, como rosa u oro blanco. Para baños o bisutería el procedimiento utilizado sería distinto.

1. Cepillo y jabón

Es uno de los procedimientos más sencillos.

Necesitarás algunos implementos como cepillo de cerdas suaves, paño de microfibra o algodón, jabón líquido neutro, un recipiente y agua (puede ser con gas). Sigue estos pasos:

  1. Añade en el recipiente agua tibia hasta la mitad y agrega unas gotas de jabón líquido neutro. Disuelve e introduce tus joyas de oro en el interior.
  2. Deja reposar, al menos 15 minutos, para que el sucio se desprenda de la pieza.
  3. Saca de una en una las piezas y retira las impurezas con ayuda del cepillo de cerdas suaves. Los movimientos deben ser circulares y envolventes, siguiendo un patrón.
  4. Cuando hayas concluido pasa las joyas nuevamente por agua tibia (sin jabón) y seca con ayuda del paño de microfibra hasta que estén secas.

Si la suciedad y ennegrecimiento son muy elevados, añade a la mezcla jabonosa un par de gotas de amoniaco.

Limpiar oro

2. Cepillo y bicarbonato

En este caso necesitarás de papel aluminio, bicarbonato de sodio, un recipiente de cerámica, un cepillo de cerda suaves, un paño de microfibra y agua (hirviendo y fría).

  1. Coloca el papel aluminio en el recipiente de cerámica y a continuación introduce tus joyas en el interior.
  2. Una vez dentro, esparce bicarbonato sobre las joyas y luego el agua hirviendo. Se recomienda dejar en remojo las piezas entre 5 a 10 minutos.
  3. Pasado ese tiempo, retira las joyas y limpia en forma circular con ayuda del cepillo de cerdas suaves. Al terminar, aplica agua fría y seca con ayuda del paño de microfibra.

Puedes agregar a la mezcla un poco de vinagre. Al mezclarse con el bicarbonato su poder de limpieza será superior.

Limpiar joyas de oro

3. Cepillo y pasta de dientes

Si no te convencen las técnicas anteriores, puedes usar un dentífrico. Este truco casero permite «pulir» el oro y sacarle un poco más de brillo. Porque la pasta de dientes tiene pequeños abrasivos que harán un buen trabajo en tus joyas de oro.

  1. Añade la pasta de dientes sobre un cepillo de cerdas suaves y en lugar de usarlo para tus dientes, aplica sobre las joyas de oro con movimientos circulares.
  2. Para retirar las impurezas, enjuaga con agua templada y después seca las piezas con ayuda de un paño de microfibra.

En algunos casos, dependiendo del nivel de suciedad y del color oro, puede que sea necesario que repitas el procedimiento hasta conseguir el brillo deseado.

Recuerda esperar que las joyas estén totalmente secas para guardarlas en tu joyero. Y evita almacenarlas todas juntas o con otros metales.

Fácil y rápido. Con estos trucos puedes recuperar el brillo de tus joyas de oro sin salir de casa. Limpiar las joyas de oro es fácil (y rápido).

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.