La historia de Chopard

Historia de Chopard

Chopard es una de las casas de alta joyería y diamantes más emblemáticas en la actualidad.

La historia de Chopard comienza en un pequeño pueblo de Suiza llamado Sonvilier, hace ya 162 años. Hoy, sus relojes y joyas son sinónimo de lujo y elegancia.

En 1860, un joven y creativo relojero de solo 24 años llamado Louis-Ulysse Chopard sorprendió a la sociedad suiza con diseños innovadores, de alta precisión en sus relojes de bolsillo y cronómetros.

Su empresa ganó reconocimiento regional y en poco tiempo ya tenía la confianza de muchos clientes. Los compradores reconocían el valor en la precisión y tecnología de las piezas de fabricación y mecanismo de Chopard.

Chopard inició su Expansión a velocidad de vértigo

¿Qué pasa cuando conquistas un mercado? Pues que vas a por otro más y expandes tus horizontes comerciales. Y esto fue exactamente lo que hizo Chopard y así fue como sus productos llegaron incluso a la familia real rusa.

Se dice que los cortesanos y el mismo Zar Nicolás II de Rusia eran asiduos compradores de relojes de esta prestigiosa casa.

Todo esto gracias a diseños modernos que eran catalogados en la época como obras de arte. Esto hizo mejorar las ventas y ayudó a exportar con éxito al resto de Europa.

Reloj Chopard

Pronto se convertió en un referente

Lejos de llegar a su zona de confort, Chopard apostó por más. La idea del creador de esta joyería era superar las expectativas de sus clientes, sorprender a los nuevos y reforzar su reputación frente a la competencia.

Dos importantes concesiones le dieron a Chopard la visibilidad que buscaba. Se convirtió en la marca insignia del campeonato de Tiro y también de la compañía ferroviaria de Suiza.

Para 1915 Louis-Ulysse entregó la empresa a su hijo Paul-Louis Chopard, quien se hizo cargo de la compañía y abrió una gran sucursal en La-Chaux-de-Fonds. Y en 1937, la empresa estaba ubicada en la capital mundial de la relojería, en el centro empresarial de la ciudad de Ginebra.

La guerra puso la marca entre la espada y la pared

La guerra causó estragos en toda Europa, incluso en una compañía consolidada como Chopard.

Un nuevo líder fue el encargado de dirigir la empresa de relojes durante esta época y el elegido fue Paul-André Chopard, nieto del fundador.

Tanto la guerra como la posguerra no fueron fáciles de superar. De hecho, la empresa fue en caída y difícilmente funcionaba, gracias a un personal reducido de 5 personas.

Un par de décadas después, Paul-André Chopard no podía continuar con el negocio heredado por su abuelo y sus hijos no estaban interesados en involucrarse en el mundo de la joyería y los relojes, así que Paul-André comenzó a estudiar la posibilidad de vender.

Fue así como 100 años después de su fundación, en 1960, la Maison Chopard dejó de estar en manos de la familia Chopard.

Una nueva administración reconstruyó el imperio

La empresa, que ya tenía una reconocida trayectoria, fue adquirida por Karl-Scheufele III, un maestro orfebre de origen alemán que buscaba ampliar su empresa Eszeha.

Scheufele y su esposa Karin Ruf se hicieron cargo del negocio. Al adquirir Chopard, pudieron entrar en la destacada industria de relojes suizos y añadieron su toque personal de comercialización y mística de trabajo.

El resultado fue la edificación de un gigante que, al sol de hoy, es un imperio. Todavía conocido como Chopard.

Reloj de oro Chopard

Las Relojes y joyas Chopard se consagraron en el sector del lujo

La nueva etapa bajo la dirección de la familia Scheufele trajo consigo la incorporación de nuevas piezas al catálogo. Pasando de relojes precisos para hombres, a relojes para hombres, mujeres y también joyas.

Además, añadieron tecnologías y diseños aventureros, con calidad de manufactura suiza, que llevaron el negocio a las altas esferas de la joyería de lujo.

En 1976 Chopard crea “Happy Diamonds” una colección que redefinió el concepto de la joyería y relojes, dando una identidad a Chopard. Se trata de diamantes móviles entre cristales de zafiro en la esfera del reloj. El modelo sigue a la venta y el precio del ejemplar más sencillo de esta colección es de unos 9.100 euros.

Casi para recibir los 90 Chopard era un referente en relojes deportivos de alta precisión gracias a modelos como Jacky Ickx y Grand Prix de Monaco Historique. Algunos de estos modelos permanecen en las colecciones actuales, pero son periódicamente rediseñados.

Actualmente, esta firma de lujo es una de las más fuertes de la industria y está liderada por los hermanos Caroline y Karl-Friedrich. Ambos tienen el control creativo de las colecciones. Ella de la alta joyería y relojes para mujer, mientras que él es el encargado de los accesorios y colecciones de hombres, así como de Chopard Manufacture en Fleurier.

Curiosidades sobre la marca Chopard

Julia Roberts Chopard
  • De Happy Diamonds derivan las colecciones Happy hearts, Happy Bear y Happy Sports, entre otras series populares de la empresa.
  • Chopard diversificó su nicho de solo relojes a un sector mucho mayor: joyas, gemelos, llaveros, bolsos, pañuelos, alta perfumería y gafas de sol, entre otros accesorios.
  • En 1988 Chopard se convirtió en patrocinador oficial de la legendaria carrera Mille Miglia. Incluso tienen una línea de nombre Mille Miglia, que combinan “la ingeniería automovilística y relojería mecánica”.
  • Desde 1998 Chopard se unió al Festival Internacional de Cine de Cannes y años más tarde rediseñó la Palma de oro. Tras la ceremonia, la firma de joyería organiza una fiesta exclusiva conocida como la “Chopard party”, un evento al que asisten las figuras más relevantes de la industria artística y élites de la sociedad.
  • Uno de sus relojes más costosos de Chopard es el modelo Chopard Imperiale, que tiene un valor de unos 132 mil dólares.
  • Dentro de los rostros de Chopard, una de sus embajadoras más reconocidas es Julia Roberts, pero también el corredor Mark Webber y Arizona Muse, entre otros.
  • Chopard ha demostrado ser una firma capaz de reinventarse y sorprender al público con líneas y colecciones de lujo que distan de lo convencional.
  • Además, es una empresa responsable con el medio ambiente, mediante políticas rigurosas en cuanto a la obtención y calidad de los materiales que utilizan para las piezas

Estos son algunos de los eventos más representativos de Chopard en 162 años.

Estamos convencidos que aún tienen muchas más páginas por escribir y muchas más joyas que diseñar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.