Electroforming en joyería

Electroforming en joyeria

En los últimos años ha sonado de forma recurrente este término. Al ser una técnica relativamente joven, hay dudas entre los compradores sobre qué es el electroforming.

Algunas marcas de renombre (como Tous) ya han comenzado a aplicar este método en sus joyas.

Este nuevo «arte» en la industria de las joyas es también conocido como galvanoplastia y sirve para confeccionar joyas con piezas de metal a través de deposición eléctrica.

Con esta técnica, los joyeros añaden un proceso químico de electrolisis (baño electrolítico) a la base de la joya, que a su vez cubrirá metales como oro o plata.

En otras palabras, construyen la pieza de joyería sobre una base liviana, que puede ser cera, resina o metales de baja fusión como el peltre.

Es una técnica compleja que solo algunos profesionales manejan y aunque su popularidad parece reciente este proceso ya lo utilizaban griegos y romanos hace cientos de años para crear sus joyas.

¿en qué consiste el electroforming?

Como ya explicamos, en la galvanoplastia se usa de base un metal con bajo punto de fusión. Una vez que se concluye el baño electrolítico, la joya se calienta y la base de soporte se deshace.

De esta manera, la joya es hueca y el peso corresponde al metal precioso (oro o plata). Sin embargo, algunas joyerías usan resina (no se deshace), sino que permanece dentro de la alhaja y le brinda mayor consistencia. Este último es el proceso que aplica la firma española Tous.

¿Qué se consigue con esta técnica? Joyas de bajo peso.

Algo que podría ser un beneficio en casos como los pendientes. Una joya liviana evitaría molestias en las orejas.

Electroforming

genera debate, Opiniones a favor y en contra

Como proceso para crear joyas, el electroforming tiene fanáticos y detractores.

Es una técnica milenaria actualizada.

Son pocos los profesionales que la practican y saben confeccionar piezas con alto valor estético. De hecho, pocas firmas de renombre internacional se han animado a usarla en sus talleres.

Hay quienes no se sienten a gusto teniendo entre sus joyas de diseñador piezas huecas o rellenas de resina. De cualquier modo, el electroforming tiene mucho por ofrecer a la industria de la joyería.

Este método permite hacer creaciones vanguardistas en diseños de aros, pulseras, cadenas, gemelos, pendientes y mucho más. Con efectos de revestimiento modernos que no serían posibles con las técnicas tradicionales.

Ventajas del electroforming

  1. Reduce el uso del metal precioso, lo que abarata los costes de producción y por ende el precio de venta al público.
  2. Confiere estabilidad al producto final y al evitar la fundición no hay pérdida de metal.
  3. Ahorra tiempo en el proceso de producción de la pieza porque, tras el proceso, la joya está casi lista. Sin revestimientos u horneados adicionales.

Comprar o no una joya hecha con electroforming es una decisión personal y dependerá de los gustos. Su principal atractivo son los diseños atrevidos y fuera de lo común. ¿Te animas a probarlo e incluir estas piezas en tu joyero?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.